Seleccionar página

No me siento cómodo con la gente, con desconocidos, pero a veces también con conocidos. Por eso, algunas veces me invento excusas para no quedar o para no ir a algún lugar donde habrá mucha gente. Si tengo que hablar cuando me miran varias personas, me da mucha vergüenza, y me siento muy mal si creo que lo notan. Tengo miedo de quedar en ridículo o de que se rían de mí. Muchas veces me quedo callado y espero que nadie me hable o diga nada sobre mí.

Muchas personas sienten ansiedad en distintas situaciones, sobre todo al interactuar con otras personas, al hablar en público, al sentirse observadas, etc.

La ansiedad también se siente en el cuerpo. Afecta a la respiración (se acelera, sensación de ahogo, etc.), las manos sudan, se siente un nudo en la boca del estómago, o parece que uno está “menos en contacto con el cuerpo”… y reaccionar mal a estas sensaciones solo sirve para empeorarlas.

El mero hecho de sentir ansiedad alguna vez no significa que se tenga ningún trastorno. Solo si nos sentimos mal habitualmente y nos perjudica en nuestras relaciones personales, sociales o laborales, pedir ayuda a un profesional puede ser el modo correcto de abordarlo.

Si estás en esta situación quizá pueda ayudarte. Soy psicólogo colegiado y trabajo con personas con este tipo de problemas.

Estoy en Barcelona (Nou Barris).

Más información sobre mí en www.carlosmartinezperales.com

O aquí. Psicólogo y coach en Barcelona